Archive for the 'Confesiones' Category

29
Jul
13

Wahab se despide

VOZ DE WAHAB: Escúchame, Nawal. No tengo mucho tiempo. Al amanecer me llevarán lejos de aquí y lejos de ti. Vengo del peñasco, al lado de los árboles blancos. Le dije adiós al lugar de mi infancia y mi infancia está llena de ti, Nawal. Nawal, esta noche, la infancia es un cuchillo que acaban de clavarme en la garganta. Siempre tendré en la boca el sabor de tu sangre. Quería decírtelo. Quería decirte que esta noche mi corazón está lleno de amor, va a explotar. Todos me dicen que te amo demasiado; yo no sé qué quiere decir amar demasiado, no sé qué quiere decir estar lejos de ti, no sé qué quiere decir cuando tú no estás aquí. Tendré que aprender a vivir sin ti. Ahora entiendo qué quisiste decirme cuando me preguntaste: «¿Dónde estaremos en cincuenta años?». No lo sé. Pero donde quiera que yo esté, tú estarás. Soñamos en ver el océano juntos. Así que, Nawal, te prometo, te prometo que el día que lo vea, la palabra océano explotará en mi cabeza, explotará y tú romperás en llanto porque entonces sabrás que estoy pensando en ti y que no estoy lejos. No importa donde esté, estaremos juntos. No hay nada más hermoso que estar juntos.

Wajdi Mouawad, Incendios (2003)

26
Jun
13

Colicuado

Nos encontramos como se encuentran las fresas perfectas en una licuadora perfecta. Hoy bebemos nuestro propio néctar que es pócima, jugo, bendición. Mezcla enteógena que perfora montañas que un día juramos —ingenuamente— nunca cruzar.

04
Jul
11

Poesía y crítica

Releyendo las palabras con que Octavio Paz introducía su revista Vuelta (revista de crítica y literatura, continuación de Plural que tuvo que cerrar tras la intervención gubernamental en aquel Excélsior que hizo época durante años) en 1976, me llama la frase con la que termina ese texto. Es un pensamiento que lo mismo aplica para el pueblo que para un ser humano:

“Un pueblo sin poesía es un pueblo sin alma, una nación sin crítica es una nación ciega”.

Sin duda, estamos hablando del alma en sentido figurado, claro está. No es que ni el Poeta ni yo creamos en esa sustancia invisible que está ahí dentro donde no se ve pero que quiere percibirse en el hombre. Vaya, citamos el alma para darle nombre al sitio donde la sensibilidad, donde el verdadero sentido de la vida reside. Ese que privadamente todo hombre vivo, realmente vivo, hace florecer en sus días. La poesía es texto, pero también es actitud, páramo, contradicción, secuela, afecto y traición. Todo lo que no es lógica es poesía, siempre y cuando la ejecución y la percepción vayan más allá de lo barato y lo plano. Y sí, se puede vivir así. Haciendo de lugares comunes una celebración: sólo basta un gesto, una voluntad para levantar la mirada, para levantar los brazos y salir victoriosos de la cotidianidad que mueve todo pero que lo paraliza al mismo tiempo.
Y la crítica, que es la portavoz de la conciencia. Ese valuarte del intelecto que nos hace diferentes, que nos permite construirnos en un camino que nosotros escogemos. La crítica propia y la crítica de nuestro entorno equivale a nuestra libertad. Crítica y acción, valor y valentía a un tiempo. En el ejercicio de la crítica y la autocrítica se descubre el diálogo y el monólogo como dos caras de un mismo hombre. Nos da visión, horizonte: ese lugar donde vamos a desplegar nuestros días y nuestras noches. Nos abre los ojos. La crítica es espejo que con la magia de la palabra y el milagro de la escucha verdadera nos transforma en lo que podemos y queremos ser. Yo digo que quiero ser poesía, ahí mi meta como ser humano. Un diálogo entre lo real y lo posible, un laberinto en el que atisbo mis posibilidades, uno en el que el final es inadvertidamente sorpresivo, pero que voy tejiendo día a día, hora con hora. Uno en el que abrazo mi ideal ético para no convertirme en cosa. Uno en el que la ética, la estética y la política (en el sentido de la responsabilidad común de convivir y hacerme responsable de mi polis, de mi familia, de mi contexto) se fundan en una sola obra. Así voy caminando. Así quiero seguir adelante.

15
Apr
11

Conmoverse

Sobre los melancólicos, Immanuel Kant, en Lo bello y lo sublime, dice lo siguiente:

“No se llama melancólico a un hombre porque, sustrayéndose a los goces de la vida, se consuma en una sombría tristeza, sino porque sus sentimientos, intensificados más allá de cierto punto dirigidos, merced a determinadas causas en una falsa dirección, acabarían en esta tristeza más fácilmente que los de otros. Este temperamento tiene, principalmente, sensibilidad para lo sublime. Aun la belleza, a la cual es igualmente sensible, no le encanta tan sólo, sino que, llenándole de asombro, le conmueve.”

Sí, puede ser. Pero no sólo los melancólicos tienen esa sensibilidad para lo sublime –tampoco es que el filósofo de Königsberg haya insinuado esa exclusividad, lo sé–. No es particular de los melancólicos que la belleza no sólo les encante sino que les conmueva. Sí, yo a veces puedo gozar de la melancolía, ese intenso estado de salmuera dulce, pero no creo eso me convierta en un espíritu melancólico. Y tampoco soy de la opinión de que sea por esa capacidad de disfrutar de vez en cuando de la melancolía que yo también sea ultrasensible a lo sublime y me deje conmover por la belleza.
En realidad, más bien, soy un hombre que se deja conmover en, prácticamente, cualquier estado de ánimo. Que cree que la vida es más rica, más amplia, más profunda si uno se vuelve vulnerable y se deja conmover. Vivo creyendo que ese estado de conmoción es un estado único, uno de tantos que parece distinguirnos de otros seres vivos y que, a la vez, nos humaniza. Por eso elijo dejarme conmover.
Pero no sólo la belleza me conmueve, también los actos de solidaridad, por ejemplo. Los actos de soporte emocional, esas pequeñas heroicidades que se hacen con el gusto de compartir la vida con alguien, sea un amigo, un familiar o tu pareja. La grandeza del universo –o para el caso de la mar– comparada con la sutil contingencia de mi existir, también es motivo de conmoción cabalgante. Cada uno de nosotros puede repasar su lista.
Y dicho sea de paso, esto, lejos de ser una debilidad, la considero una prueba de fortaleza, una señal de poder resistir y aprovechar el huracán de la vida y salir más rico, más nutrido de la experiencia profunda. Me parece que es al revés, justo los espíritus débiles no se atreven a ser vulnerables porque les da miedo quebrarse en el trance. Por otro lado, quizá decir debilidad sea una forma muy burda de describir el asunto. Quizá en algunos se trata de que en su estructura psicológica no han creado –o han olvidado– un buen lugar para guardar esas experiencias, para guardar ese tipo de tesoros y por ello, mejor se alejan de ahí. Vaya, casos y causas hay muchas.
Por el momento dejemos a los que no se conmueven inconmovibles y celebremos nosotros, los hijos de la sensibilidad, que la conmoción sensible existe y que podemos disfrutarla, que podemos vivir a través de ella mucho más intensamente.

21
Jul
10

¿Qué quiero para mi muerte?

En honor a la idea honrada de que el muerto no debería irrumpir en la vida de los que quedan vivos más allá del recuerdo, yo opto por algo más simple: que hagan lo que quieran. ¿Por qué tendría que imponer mis criterios cuando yo ya no exista más? No dejar voluntad hacia el futuro es, desde mi perspectiva, aceptar a raja tabla que uno cesa de existir. Si yo heredo algo a alguien, lo haré en vida.
Ahora bien, si cuando muera hacen un gran espectáculo y dicen que fui un buen hombre o uno muy mediocre o un ojete, pues que lo digan. Si van a fingir tristeza, que la finjan. Si van a reírse de lo que yo me reía (incluído yo mismo) que lo hagan. Que aprovechen su vida como puedan, esté o no esté yo. Repito, si lo que pueden o quieren hacer es fingir, adelante, ¿a mí qué?: yo no existiré más. Porque si vamos a ser ridículos u honorables o extraordinarios, lo seremos mientras estén vivos, después imposible. En mi funeral, después de la hora del cadalso, no estaré para enterarme, no estaré para controlar nada ni para festejar nada, ni quiero querer ni podré querer: no seré más. Podrían hacerme creer que cumplirán mi voluntad, ¿y qué? Eso me serviría o si acaso me servirá mientras esté vivo y consciente. Mi muerte, lo tengo claro, sólo la podrán vivir, interpretar, usar, aprovechar, desatender, etcétera, los que queden vivos: yo no.

05
Jul
10

Español escrito esmerado en chats y tuits

Un chat de esta misma mañana con mi amiga Mayra donde conversamos sobre el valor del español esmerado escrito en chats y tuits. A ver si les resulta a un tiempo divertido y sincero.

10:58 AM Mayra: gm
me: gm
hows you?
hows u?
Mayra: jajajaja
me: Así se usa.
Mayra: no sé cómo contestar fine and you de esa forma
me: Es que así como la gente usa el español jodido para chatear, así en inglés.
10:59 AM Mayra: jaja
me: Y más en inglés que en español. Aunque ahí la llevan las generaciones chateras hispanohablantes.
Pero bueno, es otra manera de expresión.
Sin duda, una brecha generacional para mí.
11:00 AM No sé si se quede, quizá sí.
Y entonces habrán otras reglas o si no, al menos, otros usos.
Mayra: Mmm ojalá que no.
me: ¿Por qué?
Mayra: No me gusta jejeje
me: Está poca madre la creatividad humana.
Así nació el español.
11:01 AM Seguro gente conservadora se rompía las vestiduras.
Y así las demás lenguas romances.
O cuando se dejó de usar algunas letras con un uso que se tenía en el español antiguo.
O formas de conjugar verbos.
11:02 AM No seas cuadrada en esas cosas. No pienses que el español se hablará siempre con las reglas de hoy. Eso jamás ha pasado y no pasará.
Ni se escribirá igual.
11:03 AM En el año 12448 la verdad el hecho de venir del latín será más o menos irrelevante. Será muy muy antiguo y claramente otros arquetipos culturales aparecerán y desplazarán tradiciones y formas.
11:04 AM Quizá el español desaparezca. Ni modo. Hoy día somos nosotros, nuestro tiempo y nuestra circunstancia.
Y ya.
Mayra: Mmmm ok…
me: Querer imponer nuestras costumbres y valores a TODAS las generaciones siguientes es el típico error de los reaccionarios.
Error y además es imposible.
🙂
Mayra: 😛
11:05 AM me: La gente de los pueblitos que dice "vistes" no lo dice porque se lo inventaron.
Así se hablaba en el español antiguo, en el español que originariamente aprendieron sus antepasados.
Por eso hablan así.
11:06 AM Imagínate cuando la gente comenzó a dejar de poner la s final.
Ya me imagino gente con esa actitud diciendo: no me gusta. No debería pasar. Ojalá no pase.
Ternurita 🙂
Mayra: Jajajajaja
Jajaja ¿ya te di ternurita?
me: Sí, claro.
Falta de conciencia histórica.
11:07 AM De no entender lo pasajero de nuestras formas.
Y pensar que uno es más autoridad que el devenir de la sociedad, con sus formas.
En particular el lenguaje.
A mí me gusta el español de hoy.
Pero entiendo sus limitaciones temporales.
11:08 AM La educación y una expresión escrita esmerada según las reglas actuales me parecen valiosas.
Pero de ninguna forma estaría en contra de que se crearan otras nuevas que desplacen éstas.
Y esas se van creando poco a poco.
11:09 AM Los medios de expresión diferentes generan lenguajes distintos.
El chat podría ser uno.
Mayra: Cierto.
me: No necesariamente uno debe ser tan esmerado aquí.
De hecho, no hace falta. Y de hecho, en ello radica el éxito de este medio de comunicación.
La gente finalmente se comunica, y mucho y bien.
Mayra: Así es.
11:10 AM me: Es decir, los mensajes llegan bien a los destinatarios.
¿No es para eso el lenguaje?
A veces hay confusiones, como en el lenguaje hablado. Como en el lenguaje por teléfono.
Sí, pero en general es funcional.
Claro, uno le hace a la mamada tratando de ser esmerado en todos los medios.
11:11 AM Pero eso es más por un asunto payaso o bien por una extremada paranoia.
Seamos sinceros.
O por un gusto, simplemente porque nos gusta verlo así.
Pero, lo que no podemos dejar de reconocer es que es innecesario.
*Pero lo que no podemos dejar de reconocer es que es innecesario.
11:12 AM (Como esa errata 😉 )
(A todas luces innecesaria)
(Está claro que tú entendiste el mensaje desde que lo escribí mal)
(Lo hago más para mí que para el beneficio de la comunicación)
11:13 AM (En ese sentido, incluso me comunico menos bien que otros que no hacen la payasada de escribir ese tipo de erratas, pues ellos se comunican más eficientemente, sin repetir mensajes innecesariamente)
Mayra: 😛
Jajajajaj
me: Así que vamos ubicando las cosas en su lugar.
11:14 AM Yo lo hago para mí, porque me divierte.
Esa es la verdad.
Rara diversión, lo sé.
Pero bueno, qué le voy a hacer. Estoy semicondicionado por mi educación, mi condición social y demás.
Condición social en el sentido de cómo aprendí a hacer relaciones interpersonales, me refiero.
Y temas de autoestima.
11:15 AM Me gusta saber que yo sé escribir según unas putas reglas que casi todo el mundo les vale madres.
Su autoestima está en otras cosas y no en esas reglas que hicieron algún día unos viejitos caducos en alguna Academia rancia de la Lengua.
Pero ni pedo, es lo que tengo, es lo que soy.
11:16 AM Si vieras la Nueva gramática… está muy simpática.
No mames, pinche obsesión de esos güeyes. Me divierte y me divierten muchísimo.
Mayra: Jajaja
Me lo imagino.
me: Bueno, hasta aquí mi disertación sobre la valía de la escritura esmerada.
11:17 AM 🙂
Espero haber podido compartir bien mis puntos de vista contigo.
Mayra: Sí, lo hiciste bien.
Muy bien
me: Ojalá algún día me des tus puntos de vista sobre estas reflexiones.
Algo que se gana sabiendo escribir esmeradamente es la universalidad de tus textos.
11:18 AM Pero vamos a ser sinceros, este puto chat no lo leerá nadie más, sino tú y sólo ahora..
Mayra: Jajajaja
Me gusta que seamos sinceros.
me: 😀
11:19 AM Claro, el problema luego lo tienen aquellos que no saben escribir esmeradamente (según las reglas) y necesitan escribir un texto que sí puede ser leído por audiencias o públicos muy diversos.
En realidad, sólo en esos textos se justifica empeñarse en escribir con esmero.
Hacerlo aquí, es meramente una payasada.
😀
Divertida, sí.
11:20 AM Pero no hace falta usar punto y coma y mamadas así.
😀
También es chido hacerlo, porque uno practica para cuando sí lo tengamos que hacer.
Y la práctica hace al maestro.
Mayra: Sip.
me: Leyendo y escribiendo, que es gerundio.
… que *son gerundio
11:21 AM Y no gerundios, by the way.
Jajajajaja.
Mayra: Jajajajajajajaja
me: En fin, como ves, más es un tema de diversión privada que de valor real.
🙂
11:22 AM (Digo, acá en el chat)
Mayra: Yo sé que lo disfrutas.
me: Entonces los chavitos, sienten que están en un ambiente sin censuras y reglas raras… y pues se inventan las suyas (que se ven raras desde acá).
Todo es relativo.
Por ejemplo, escribir con mayúsculas y minúsculas una sola palabra se me hace hasta incómodo, difícil.
11:23 AM Y ellos lo disfrutan mucho.
Es como poner tildes para nosotros. Ellos lo ven muy incómodo, sienten que entorpecen el fluir de su escritura.
Mayra: Supongo que si.
me: Pero no así intercalar mayúsculas y minúsculas.
Está cagado eso.
11:24 AM Me encanta esa libertad de escritura en el chat.
Es como un experimento nunca antes visto.
Responde a la pregunta: ¿cómo escribiría la gente si nadie los observa y nadie los censura o castiga por su forma de escribir?
¿Cómo realmente se expresa o se quiere expresar el pensamiento humano por escrito?
11:25 AM Esa pregunta está en una buena parte contestada en esas expresiones escritas.
Y me gusta observarlo.
Entonces, lejos de decir que no me gusta u ojalá que no se quede, mejor aprendo del ser humano y de su forma de actuar en ambientes menos regulados.
11:26 AM Y como verás, solito llega a cierta regulación o al menos, a crear tradición.
Como las formas que comenzarán a ser tradicionales de escritura (el uso de la k, la mayúsculas y minúsculas, los acrónimos al por mayor, los emoticons, etc.)
11:27 AM Ya verás en algunos años, cuando venga otra generación, estarán tratando de separarse de esa forma de chatear como le hacen los grandes, sus papás (que hoy son los adolescentes).
Quizá venga la típica manifestación reaccionaria, donde quieran rescatar las reglas para estas conversaciones también.
11:28 AM Y tú disfrutarás mucho cuando lo veas. Recordarás con claridad meridiana esta conversación.
Mayra: 🙂
me: Es un proceso, un devenir dialéctico.
🙂
Como casi todo 😛
11:31 AM
Creo que voy a publicar este chat en mi blog.
11:32 AM O escribir un articulito con las ideas fundamentales de todo este discurso.
Como sea, quiero compartirlo a más lectores.
A ver qué onda.
Pero es que el estilo de diálogo lo hace más atractivo, me parece.
Mayra: Es buena idea.
me: Más dinámico, por eso me late así.
11:33 AM Más dinámico. Por eso me late así.
😛
Jejeje.
Mayra: Jajajaja
😛
11:34 AM me: Yo creo que el comienzo de los signos de admiración e interrogación serán suprimidos en algún momento.
Son totalmente inútiles.
Pero a mí me gusta ponerlos, claro.
Es una mamada.
Jajajaja. Por eso me gusta.
Es un signo sutil y aprobado de mamonería que no puedo dejar de aprovechar.
Jajajajaja.
11:35 AM Sobre todo en tuits y en chats.
Mayra: Jajajaja
me: ¡A huevo!
😀
Mayra: Jajajaja





Yo mero

My music tag cloud

@justavo